Comentario

¿Para qué luchar si SIEMPRE ha sido ASÍ?

ParaQueLucharSiSiempreHaSidoAsi“Hacer o no hacer algo siempre será el resultado de haber tomado una decisión”.

Más o menos, así se refería el motivador Les Brown mientras hablaba a unas personas en una de sus charlas.

A simple vista, cualquiera podría pensar que eso no tiene sentido. Pero cuando uno se detiene, puede darse cuenta de que esas palabras sintonizan perfectamente con nuestra realidad, queramos o no admitirlo.

Muchas veces encontramos personas que asumen una posición radical respecto a algunos temas; por ejemplo, cuando se habla de cambiar la situación política y/o social de nuestro país.

Frecuentemente escuchamos (o leemos) decir: “eso siempre ha sido así”, “ni Jesucristo que baje lo arregla”, “por más que hables o digas, los que tienen el poder siempre harán lo que quieran”, entre otras frases célebres del pesimismo elocuente.

Esas expresiones me obligan a hacer un breve recorrido por algunos pasajes de la historia, los cuales pueden servir de referencia para confirmar que siempre es posible alcanzar lo que nos proponemos.

Existen muchos ejemplos de seres humanos que lucharon por lo que creían era posible. Pero, igual que ahora, también se encontraron con personas que llevaban el canto de la negatividad al más alto nivel. Sin embargo, eso no los detuvo.

Dentro del grupo de personas con convicciones indomables tenemos a:

Mohandas Karamchand Gandhi
Martin Luther King Jr.
Nelson Mandela, entre otros.

En el caso de los Estados Unidos, no me podría imaginar ni por un segundo qué pudo haber sucedido si Martin Luther King Jr. -en lugar de luchar a favor de los derechos civiles de los afroamericanos- hubiese tomado la decisión de no hacer nada, argumentando que eso era imposible porque simplemente las cosas -para esa época- “siempre habían sido así”.

¿Se imaginan ustedes el precio que hubiesen tenido que pagar esas personas hoy en día por no atreverse a promover el cambio social que necesitaban y merecían?

Para que tengan una idea: OBAMA hoy no sería Presidente de los Estados Unidos, por ejemplo.

Pero todo comenzó como un sueño, como el que todos alguna vez hemos tenido. Lo que sucede es que -a diferencia de Martin Luther King- nosotros nos dejamos llevar de la falsa creencia de que en nuestro país los cambios no son posibles. Y por esa razón no hacemos nada para lograr ver nuestros sueños hechos realidad.

Finalmente, pienso que lo que realmente se necesita para cambiar nuestra sociedad es que cada uno de nosotros pueda cambiar de forma individual. Esto es, por ejemplo, cambiar la forma de pensar para poder lograr ver las cosas de forma diferente, quizás con mayor claridad.

Básicamente, esta es la misma idea que expresa Michael Jackson en su canción “Man in The Mirror” cuando dice:

“Si quires hacer del mundo un lugar mejor, mírate a ti mismo, y luego haz un cambio”.
(“If you want to make the world a better place, Take a look at yourself, and then make a change.”)

Anuncios

1 reply »

  1. ¡Excelente artículo! Y pienso igual que usted. Primero, debo decir que esos tres que citó son los tres que siempre cito. Revoluciones sociales, paradigmáticas, sin el uso de las armas. Algo encomiable, realmente. Segundo, el punto que introduce de la intriga de si “ellos no hubiesen optado por arriesgarse, ¿qué sería de las futuras generaciones?” Para mí, es muy válida la inquietud. Lo real es que debemos luchar por lo que queremos. No dejárselo a otros, como usted alude, “esperar a que otro lo haga”…

    A mí se me ha dicho varias veces para que participe en algún tipo de dirigencia o semi de Guillermo Moreno, y como soy un aficionado de la Escuela de Frankfurt, yo no pertenezco a organizaciones: ni religión, ni partidos políticos, ni otra entidades donde tenga que dejar mi raciocinio. De manera que, no acepté siquiera que se me hablara más. Ni Moreno ni nadie gobierna mi mente. No importa quiénes sean. Ni mi.madre. Como dice Aristóteles, a su maestro Platón: “Platón es mi amigo, pero más amiga mía es la verdad”. Este ideal es mi Norte. Ahora, a Moreno le he conseguido muchos votos, decenas, dirían; personas que valoran mi criterio, que creen en “mi visión” (sin ánimo de lucir inmodesto). Lo mismo con La Sociedad Civil. Dije, No. Me disculpan, pero sólo creo en mí. Ya sabemos del adefesio de humanidad que nos viste…

    Ahora, ése soy yo, que no me interesan ni los títulos, ni la fama, ni el dinero, ni lo material, ni el poder… pero yo ayudo, eso sí. De alguna manera ayudo. Debería hacer más, lo sé. Sin embargo, considero que soy un hombre muy radical con mis convicciones, y no sirvo para la política partidista. Primero muero, antes que doblegarme a lo que no creo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s